10.000 kilůmetros para descansar en Bella Vista

 

El intendente Walter Chavez y el director del área turística Freddy Feyen mantuvieron una charla con Carlos Gillioz, original de Suiza quien permanece en Bella Vista por el término de 43 días en calidad de turista relacionado con el segmento naturaleza y aventura. “Buscamos trazar con claridad los intereses de aquellos que eligen nuestra ciudad para descansar”, confiaron las autoridades.

Chavez y el titular de Turismo bellavistense entrevistaron al turista europeo de 68 años amante de la naturaleza que eligió por tercer año consecutivo recalar en “La bella” con el propósito de pescar y descansar. Alojado en el apartment Río Arriba, Carlos Gillioz cuenta con los servicios del guía José Luís Molina, encargado de las salidas de pesca y las jornadas de recreación.

“La charla cena de por medio nos dejó información que nosotros como Estado debemos tener en cuenta porque el turismo es nómade y puede volver siempre que los servicios logren estar a altura de las expectativas de turistas como Carlos, que recorre más de 10.000 kilómetros para quedarse un mes y medio con nosotros”, manifestó Feyen en cuanto a la relevancia del encuentro

Carlos Gillioz contó que viene de la parte francesa de Suiza, un valle llamado Vétroz desde donde a través de los ventanales de su casa se puede observar extraordinario paisaje montañoso de un pueblo de poco más de 5.000 habitantes.

En su anecdotario personal dijo que “quería venir a un lugar de Argentina y conocer un entorno bonito y salvaje que estuviera en el Litoral Argentino. Le pedí a un amigo que me recomendara y vinimos con ese amigo hace 15 años aproximadamente.

Yo soy ingeniero en fotogrametría, relacionado a la foto aérea y satelital, y mi vida está ahora en el trabajo de geolocalización. Buscaba naturaleza y pesca y encontré eso en Bella Vista. Me encantó. No hago mis vacaciones en otro lugar”.

En un ámbito ameno de cortesía en el que agradeció reiteradamente la presencia del jefe comunal, el turista comentó “Miro el paisaje, la fauna, los cambios que tiene el río. Acá me encontré con todo. Con calma, con gente muy agradable; los ingredientes que busco para descansar y si bien he viajado mucho, esto para mí es lo ideal.

Me encanta ver el carnaval con sus hinchadas porque veo algo auténtico. Me encuentro con un lugar que tiene buena conducta en las fiestas populares. En la lancha estoy pendiente de lo que está pasando alrededor, no tanto de la pesca. En un lugar tranquilo puedo repasar mi vida”, cuenta el hombre que reside 43 días en condición de turista.

Al ser consultado sobre su interés por la pesca, uno de los principales atractivos de la ciudad, Gillioz respondió “Siempre pescamos algo pero este año por la sequía parece que cambió el movimiento de los peces. Soy pescador tradicional con caña y carnada. Me gusta estar quieto, encontrar el lugar en las islas.

Bella Vista tiene lugares magníficos que hay que cuidar porque es un capital único. No soy el único que piensa de esta manera. Conozco Argentina pero desde el año ’72 que estoy en Suiza. Tengo doble nacionalidad y mis hijas vienen todos los años a este país para recorrer distintos lugares”.

El guía de pesca por su parte aportó datos sobre las preferencias del visitante y manifestó “Recorremos todo lo que podemos. Vamos para arriba y para abajo donde creemos que podemos encontrar un buen lugar, no tanto por el sitio pesquero. Carlos tiene mucha suerte. En el segundo día ya pescó un dorado de 21 kilos. Pero también saca muchas palometas…”.